Domingo 28 de Abril de 2013

Movimientos en la sombras

  • Extra el pais y el mundo

Bajo el ruido nacional y porteño, Scioli y Mariotto reeditan tensión. La movida de Solá. Las conversaciones en la oposición: De Narváez y Macri, un tímido acercamiento. Dificultades en la centro izquierda.

Opacada por un debate que transitó estruendosamente por carriles nacionales y porteños, la política bonaerense comenzó esta semana a ingresar en el clima electoral, con debates que vuelven a enfrentar, sobre vectores ya conocidos, a sectores del kirchnerismo con el sciolismo y movimientos en una oposición enfrascada, en sus dos vertientes principales, en el mismo debate: cómo resolver la integración de fuerzas múltiples en espacios que, a diferencia de la órbita oficial, no tienen liderazgos unificados.

El cronómetro que comenzó a correr para todos ellos tiene dos fechas clave: la primera es el 12 de junio, cuando vence el plazo para constituir alianzas; la segunda es días después, el 22 de junio, momento en el que deberán oficializar sus listas para las primarias. Para todos, entonces, está claro que queda un mes y medio para resolver la oferta electoral para una elección legislativa en la que se decide bastante más que la integración del Congreso, la Legislatura y los Concejos.

En ese marco, el oficialismo parece haber tomado nota de que la falta de pistas claras sobre la crucial candidatura bonaerense comienza a impacientar a sectores del peronismo, especialmente a los intendentes, que miran con preocupación episodios como la reforma judicial y las denuncias de corrupción, por su posible impacto en las urnas. Por eso, el PJ nacional se reunirá el lunes a su concejo nacional, con Daniel Scioli como presidente pero con una Comisión de Acción Política bajo control K, nacida para limitarlo.

Se espera que en esa reunión comience a definirse el juego electoral del kirchnerismo, especialmente en lo que toca a la eventual postulación de Alicia Kirchner a Diputada Nacional bonaerense, que algunos sectores del oficialismo dan por caída y otros no. Scioli llega al encuentro en un clima de menor tensión con la Casa Rosada pero con frentes de disputa que vuelven a abrirse, en torno a dos cuestiones puntuales, de alto voltaje político: el crimen de Candela Rodríguez y la regulación de los juegos de azar.

La muerte del testigo Roberto Aníbal, un informante de la policía que denunció a uniformados, en circunstancias sospechosas, dio pie al vicegobernador Gabriel Mariotto para reactivar la Comisión Especial de Seguimiento del caso, que ya el año pasado había provocado fuertes cruces políticos con el sciolismo, que se negó a avalar sus conclusiones, que cuestionaban al ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal y recomendaba expulsar a jefes policiales nombrados por Scioli.

La cuestión del juego, es otro eje sobre el que ya hubo disputas. En la misma semana en que el Gobernador dispuso la renovación del contrato de concesión a siete bingos, Mariotto ordenó presentar un proyecto de ley (que asegura hará tratar lo más rápido posible) para estatizar el negocio de las tragamonedas en los casinos provinciales. La cuestión, que el año pasado había provocado un chispazo importante entre el sciolismo y el vicepresidente Amado Boudou, podría transformarse en otro eje de pelea.

Aunque en el sciolismo leen la jugada de Mariotto como una reacción al acercamiento del Gobernador al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, rival "de pago chico" del vice, lo cierto es que en momentos en que en el Ejecutivo se esperanzan con alguna forma de "rescate" financiero de la Casa Rosada –que está hace tres semanas en negociación-, reeditar los "cruces" con el kirchnerismo provincial difícilmente ayude a lograr un objetivo urgente para su maltrecha administración.

La cuestión docente es claramente un ejemplo de lo que se juega Scioli en ese punto: la reapertura de negociaciones que, con plazo de expiración el 18 de mayo, permitió el dictado de la conciliación obligatoria, tiene muchas más posibilidades de llegar a buen puerto si el Gobernador tiene posibilidades de mejor, aunque sea muy poco, el aumento salarial que ya concedió, por decreto. Y eso solo parece factible si llega a algún entendimiento con la Casa Rosada. De lo contrario, un conflicto con alto costo político puede reactivarse.

En ese contexto, tal vez convenga poner en la mira el accionar de los legisladores sciolistas respecto del cuestionado proyecto de modificación del Concejo de la Magistratura provincial, que el año pasado aprobó el Senado y esta semana comenzaron a "mover" los diputados K, con vistas a aprobarlo en breve y generar así un "rebote" bonaerense de la Reforma Judicial nacional. El articulado  a la mitad la representación de los abogados, mientras que el Gobierno será mayoría, con ocho representantes.

¿Cuña o negociación?

Por el lado de la oposición, la novedad fue el lanzamiento de Felipe Solá, que entró al ruedo electoral en una movida que planteó dos lecturas básicas: la posibilidad de que su postulación sirva para vehiculizar una lista que funcione como "tercera en discordia" en el escenario opositor y sirva, aunque en los hechos el diputado critique duramente a la Presidenta, a los intereses electorales de la Casa Rosada vía fragmentación de la oferta anti K. Es la teoría de la "cuña", a la que podría no ser ajeno Sergio Massa.

La otra interpretación, acaso más factible, es que Solá intente sumar volumen político para discutir un lugar en el armado peronista opositor que integran Francisco De Narváez, Hugo Moyano, Gerónimo Venegas y Eduardo Amadeo, para nombrar solo a los bonaerenses. Algunas declaraciones de Solá respecto a utilizar las PASO para debatir en ese espacio las candidaturas abonan esa hipótesis. También, el hecho de que el ex gobernador no tiene hoy, en la mesa de decisión de ese sector, ningún peso.

Se verá, lo cierto es que ahora Solá, que en diciembre necesita renovar su banca, aparece como un "candidato disponible", con buena imagen pero casi nulo armado territorial.

Ese peronismo anti K, en tanto, sigue esperando otra definición: la incorporación o no a sus filas del macrismo. En el concurrido lanzamiento del partido de Venegas, en la que estuvieron Macri y De Narváez, que evitaron fotografiarse juntos, se alentó el entendimiento, sobre todo contra el fondo de las demandas del 18A. En ambos campamentos aceptan que hay alguna chance de acuerdo, algo que hace unos días no ocurría, aunque lo cierto es que todavía no hay ninguna definición concreta al respecto, más allá de que las conversaciones, al menos a segundos niveles, parecen haberse retomado.
En el ala centro-izquierdista de la oposición, también hay mucho movimiento y poco acuerdo. El FAP se reunió en la semana con la UCR y con la CC, pero lo único en que se pusieron de acuerdo es en volver a reunirse. No logran limar allí la resistencia de Unidad Popular a los radicales ni definir una fórmula que haga posible la incorporación de Proyecto Sur, el partido de "Pino" Solanas, pese a que hubo entendimiento con el FAP y la CC a nivel de Capital Federal.


Compartir:

Noticias Relacionadas


Tu comentario

 
 
 
 
 
 

Diario Tiempo Nacional/Internacional
© DIARIO TIEMPO DIGITAL - Diario Tiempo Digital. Diario matutino de la ciudad de 9 de Julio Edición Nacional / Internacional. Fundado el 1ero. de octubre de 1995 - 9 de Julio - Pcia. de Buenos Aires. Tel.: (02317) 430285 - Libertad 759.
Propietario: Juan Enrique Cambello S.R.L
Director: Juan Enrique Cambello
Dirección Nacional de Derecho de Autor: 64918281
Edición: 3374